ORGANIZACIÓN

Nuestro proyecto se caracteriza por ser autogestivo, esto significa que desde el inicio nos fuimos organizando entre nosotros mismos para poder sostener y gestionar la escuela, en todos sus aspectos.

A través de nuestra existencia, nos fuimos transformando año a año, para poder evolucionar con las exigencias que se van presentando, pero siempre conservando y consolidando nuestro espíritu cooperativo y comunitario. 

Cuando un niño o una niña entran a la escuela El Caracol, toda la familia pasa a formar  parte del proyecto, asumiendo no sólo un compromiso económico, sino también un compromiso cooperativo. Este año pusimos un mínimo de 10 horas mensuales de trabajo comunitario por madre y por padre, que se puede realizar en cualquiera de nuestras áreas, de acuerdo al deseo y el don de cada uno, y con especial atención a las necesidades específicas de la Escuela. El objetivo es lograr un equilibrio en el trabajo de todas y todos, y así mantener el aporte económico lo más bajo posible. 

Actualmente nos organizamos en equipos de trabajo,  y contamos con las siguientes áreas:
– USINA DE RECURSOS HUMANOS: Este grupo organiza y distribuye las horas de trabajo comunitario que aportan las familias de acuerdo a las necesidades del proyecto.
– MANTENIMIENTO: Se ocupa de las instalaciones del inmueble, arreglando desperfectos, mejorando o construyendo nuevos espacios, utilizando materiales nobles y criterios estéticos previamente acordados.
– COMUNICACIÓN: Se ocupa de transmitir y recibir información entre las familias y la red de trabajo, así como también de todos los aspectos de comunicación hacia el exterior (redes sociales, página web, etc).
– DESARROLLO DE FONDOS Y DONACIONES: Se ocupa de gestionar y conseguir dinero y materiales para las distintas necesidades de la escuela. En este momento estamos enfocados en conseguir los fondos necesarios para la compra de nuestra propia sede, donde funcionamos actualmente.
– ADMINISTRACIÓN: Se ocupa de todo lo concerniente a los aspectos administrativos (trámites, contratos, documentación, permisos, pago de impuestos, etc)
– VISIÓN: Se ocupa de articular todas estas áreas entre sí, de acuerdo a los objetivos generales del proyecto y con una mirada macro, tanto de los objetivos cotidianos como los pedagógicos y organizativos. En este grupo de trabajo, los integrantes trabajan abriendo todos los puntos de vista hasta llegar al consenso, con el objetivo general de acompañar la evolución del proyecto de una manera armónica y positiva.
– RED DE TRABAJO: Integrada por docentes, el equipo de visión y los representantes de cada área (a los que llamamos focalizadores), comparten lo trabajado en cada área para alcanzar acuerdos y criterios para el crecimiento de la escuela. La idea es integrar los distintos puntos de vista y trabajarlos en conjunto cuantas veces sea necesario, hasta llegar a una toma de decisión desde el consenso, para cumplir con los objetivos del grupo y el crecimiento armónico de la escuela.
– ÁREA PEDAGÓGICA: Área específica conformada por las y los docentes de sala y por una asistente pedagógica. Esta área planifica los contenidos y los objetivos de cada ciclo, tramando con coherencia un hilo conductor entre los mismos. 

Además de éstas áreas de trabajo, nos organizamos en funciones y tareas específicas, como Tesorería, Legales, Programación, Asesores ambientales, Asociación, Portería, Limpieza, Comisionista, Secretaria,  Asistente Pedagógica y Cocinera. 

También nos organizamos en equipos de trabajo para generar la abundancia necesaria para sostener gastos extra de gestión y crecimiento del proyecto, a través de distintas actividades comunitarias. 

Almacén: Tres veces al año organizamos compras comunitarias de alimentos a granel (con criterios de alimentación saludable y consciente) y productos de calidad (muchos de ellos producidos por las mismas familias de la escuela) para luego fraccionarlos entre todos y distribuirlos en una jornada especial. De esta forma, contribuimos a la economía familiar y comunitaria, ya que donamos a la escuela un porcentaje de la ganancia de cada producto vendido

Juguetes didácticos “YO PUEDO” Juguetes diseñados, producidos y comercializados por madres y padres del proyecto. Son juguetes construidos con materiales nobles (madera, telas, pinturas no toxicas), y que fomentan la creatividad, la autonomía y el desarrollo de las capacidades. 

Rifa de invierno: Cada invierno madres y padres tejedores confeccionamos una manta de dos plazas al crochet, de diseño único. Luego todas las familias de la escuela vendemos las rifas, fomentando así la economía comunitaria. 

A %d blogueros les gusta esto: